Canadá refrenda compromiso por agricultura “integradora y fuerte” en Norteamérica

  • imagenagropecuaria.com
  • 08/dic/2017

En un contexto donde las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) han entrado a temas más complejos, el ministro de Agricultura de Canadá, Lawrence Macaulay, refrendó su compromiso para trabajar junto con México por una agricultura integradora y fuerte en toda Norteamérica.

Al asistir a la ceremonia inaugural de la México Agroalimentaria Food Show 2017, frente al presidente de México, Enrique Peña Nieto, y su homólogo en México, José Calzada Rovirosa, además de los representantes de la máxima cúpula agroempresarial mexicana, enfatizó que el comercio en la región será el “motor del crecimiento y la prosperidad para ambas naciones, incluyendo a los Estados Unidos.

Lawrence Macaulay hizo un llamado a recordar lo que el TLCAN ha hecho por los tres países, donde está un gran impulso de la industria agroalimentaria que ha hecho que seamos competitivos en el escenario mundial.

Entre más trabajemos juntos, más competitivos podremos ser y el gobierno de Canadá está comprometido a trabajar con México para fortalecer nuestras relaciones”.

En la feria, donde Canadá es país invitado, el ministro de Agricultura de esa nación, destacó que el intercambio comercial con México, y afirmó que con José Calzada buscará que esa relación sea incluso más fuerte.

En su intervención, Peña Nieto destacó que México es el décimo segundo país productor y el décimo país exportador de alimentos. Entre enero de 2013 y el tercer trimestre de este año, el sector agropecuario y pesquero tuvo un crecimiento real de más de 12 por ciento.

El Primer Mandatario señaló que nuestro país es uno de los principales proveedores de alimentos al mundo y por primera vez en veinte años, en 2015 nuestra balanza comercial agroalimentaria fue superavitaria, y hoy lo sigue siendo, manifestó.”:

Recordó que hace cinco años el sector agropecuario y pesquero presentaba importantes desafíos: baja productividad, inversión insuficiente en capital físico y tecnología, y una débil administración de riesgos, entre los principales.

Empero, agregó, desde el inicio de esta Administración, “nos propusimos dar un nuevo rostro al campo y al sector agroalimentario. La colaboración de productores rurales y gobierno ha permitido el incremento de la productividad agropecuaria y acuícola, y esto permite mejorar el ingreso y la calidad de vida de los trabajadores del campo”.

En su intervención, José Calzada Rovirosa subrayó que Canadá es el tercer socio comercial en materia agroalimentaria de México y que siete de cada 10 jitomates que se consumen en esa nación son mexicanos y en el caso del aguacate son 9.2 de cada 10.

Resaltó que la Expo Agroalimentaria constituye “una ventana de México” y una oportunidad para vincular a los productores mexicanos con compradores internacionales. “Hay productores, pequeños productores, medianos productores, que tienen aspiraciones de producir y de vender, y de exportar”.

Estimó que la feria será visitada por 60 mil personas durante sus tres días, ya que constituye una de las grandes exposiciones agroalimentarias de México.

El presidente del Consejo Nacional Agropecuario, Bosco de la Vega Valladolid, expresó que en estos momentos estamos inmersos en múltiples procesos de negociaciones comerciales. “México está inmerso en la peor crisis geopolítica mundial y ante esta situación se hace necesario y urgente el fortalecer el principal motor de nuestra economía, nuestro vital y fuerte mercado interno”.

Frente al presidente Peña Nieto afirmó que los productores mexicanos no tenemos miedo a competir, siempre y cuando sea en igualdad de circunstancias, reglas claras y justas para el comercio y se comprometió a continuar y construyendo las bases para su desarrollo sostenible y sustentable del sector agroalimentario.

Para ello, añadió, “necesitamos presupuestos multianuales, trabajo en equipo con nuestro gobierno, inversión, tasas de intereses competitivas, así como un gran respaldo de la ciencia y la tecnología”.

Bosco de la Vega reconoció los “grandes avances” que ha habido en el campo mexicano, pero acotó que los retos siguen presentes, ya que para 2050 seremos en México más de 150 millones de personas, para alimentarnos debemos incrementar la producción en al menos un 70 por ciento del sector agroalimentario y en este mismo sector tenemos al 25 por ciento de la población rural y al 60 por ciento de la pobreza de nuestro país.

Para ello, anotó, se requiere contar con políticas públicas de largo plazo que promuevan la inversión público-privada, productividad y la competitividad de nuestro sector.